Me ha encantado este vídeo, sobre todo la frase con que lo empieza: No me gusta hacer las cosas de afán, porque la naturaleza no hace las cosas de afán. Que de problemas solucionarímos aplicando esta frase a muchas cosas que hacemos diariamente. ¿No creéis? Os invito a que disfrutéis de esta preciosa finca y el cultivo del café.

El café es producido por en las regiones cafeteras colombianas, porque sus terrenos y su clima es perfecto para cultivarlo. Además, como tienen una arraigada tradición para recolectar el café, el procedimiento de beneficio o post cosecha por la vía húmeda, el proceso del secado y su posterior clasificación mediante la trilla, garantizan la óptima calidad del producto. Solo se consigue un buen café cuando se ama el café, por eso este es inigualable

Si queréis saber más (origen, forma de prepararlo, tueste…) os invito a que entréis aquí, explican cosas muy interesantes sobre el café colombiano.

Frente a una taza con café se piensa, pero también se discute, se recuerda o se argumenta. Frente a la taza con café se columbra, se reflexiona, se sueña, se imagina, se escribe, se conversa, se enamora,se seduce, se rompe, se reconcilia, se halaga, se sugiere, se invita…
Y el café, el misterioso café escucha, profetiza, atestigua, aconseja, da fe, observa, asiente, se ruboriza…
Gustavo Máynez Tenorio